Otoño, por fin

Aquí siempre hemos sido más de frío que de calor, más de otoño/invierno que de verano. Y sí. Lo decimos bien alto, bien fuerte: el verano está sobrevalorado. ¿Sobrevalorado? Sobrevaloradísimo. Es por ello que celebramos esta corriente climatológica que ha dejado aparcado, por fin, el verano, su calor. De hecho, esa gente que afirma preferir el verano por delante del invierno (o el frío) se pasa el verano quejándose del calor. No se sostiene, y lo sabes.

Hoy salí por la mañana para hacer las clásicas compras domésticas por el barrio y lo hice de una forma especial, ya que sabía que iba a ser (por primera vez desde hacía mucho tiempo) con mi parka, con mi querida parka de color verde. Ese momento en el que ya te das cuenta que necesitas salir abrigado, aunque sea con una camisa de manga larga. Ya no es suficiente con una camiseta. Ese momento en el que sabes, por fin, que el calor queda atrás, que el verano se ha superado.

Y ahora, por fin, frío, tazas de café caliente, conversaciones en cafeterías y no en terrazas, abrigos, gorros, y pronto tardes que dan la bienvenida a la noche mucho antes. «Nos quitan una hora de sol», dicen los mismos que se quejan del calor en agosto. Las mismas personas.

1 visualización

Entradas Recientes

Desde hace meses pienso a menudo con varios viajes a Londres. Varios, porque quiero que sean temáticos, con misiones concretas, por separado, para hacerlos inolvidables. Pero quiero volver a Londres.

Si me lees desde hace tiempo sabrás que mi relación con Twitter es de amor-odio. La uso por mantener mi marca personal, no por gusto ni porque tenga muchísimas ganas. Es la realidad. Cuando supe que m

Desde hace un par de años (coincide con el inicio de la pandemia, pero no tiene relación directa) sé que el teletrabajo es la mejor forma de rutina. En mi caso, claro. Un teletrabajo bien pagado, no l

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?