top of page

No sé estar de vacaciones

Ayer lunes empecé mis vaciones y tras casi 48 horas creo que no he desconectado ni 5 minutos. Para mí desconectar es algo que tengo muy claro: nada de redes sociales, nada de fútbol, nada de móvil. Es así de sencillo y difícil al mismo tiempo. Lo tengo claro. Sé qué debo hacer, sé cómo debo hacerlo. Pero cuando una pasión se convierte en profesión, a medio-largo plazo, acaba siendo un bucle de carácter infinito. Un bucle de esos que van sin corte, que uno no sabe cuándo empieza ni cuándo acaba, de esos que uno analiza para encontrar ese 'cut' que diferencia una cosa de otra. Pues eso. Pasión, algo innato. Trabajo, una de las consecuencias.


20 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page