No sé estar de vacaciones

Ayer lunes empecé mis vaciones y tras casi 48 horas creo que no he desconectado ni 5 minutos. Para mí desconectar es algo que tengo muy claro: nada de redes sociales, nada de fútbol, nada de móvil. Es así de sencillo y difícil al mismo tiempo. Lo tengo claro. Sé qué debo hacer, sé cómo debo hacerlo. Pero cuando una pasión se convierte en profesión, a medio-largo plazo, acaba siendo un bucle de carácter infinito. Un bucle de esos que van sin corte, que uno no sabe cuándo empieza ni cuándo acaba, de esos que uno analiza para encontrar ese 'cut' que diferencia una cosa de otra. Pues eso. Pasión, algo innato. Trabajo, una de las consecuencias.


20 visualizaciones

Entradas Recientes

Hace unos días busqué en Twitter a una antigua youtuber porque quería conseguir el nombre de uno de sus proyectos porque en su día me resultaba de mucho interés. Y, de repente, hice un viaje al pasado

En los últimos años he escuchado muchísimas veces que los móviles están destrozando las relaciones sociales. Si sumas esa frase a una imagen, por ejemplo, en un vagón de metro en el que todos están in

La fotografía siempre ha estado presente en mi vida. De forma directa o secundaria, pero siempre estaba de pie en una esquina esperando su momento. Desde hace unos años, más. Cuando estudié Producción

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?