top of page

No deberíamos permitirlo, pero...

  • Bolsas de snacks cuyo contenido es aire casi la mitad.

  • Jefes, normalmente incompetentes, que nos hablan mal.

  • Que una Coca-Cola cueste fácilmente dos euros en un bar.

  • Tener metas y sueños que son factibles, pero no hacerlos por miedo o exceso de pensamiento.

  • Que los precios de la comida varíen sin explicación aparente.

  • Que nuestros datos personales pasen de empresa a empresa.

  • Que hablemos de aspiradoras y en nuestros smartphones salgan anuncios de aspiradoras. Y mil ejemplos más.

  • Que el partido político con más votos no sea el que gobierne.

  • Electrodomésticos que "caducan" y obligan a ser reemplazados.

  • Empresas públicas cuyos precios son una locura.

  • El número de taxis y VTC que se ven en las calles de las ciudades.

  • El odio y toxicidad en redes sociales.

  • Atascos o vagones agobiantes para ir a trabajar.

  • Llegar a casa del trabajo, como mínimo, a las 18:00 Horas.


2 visualizaciones

Entradas Recientes

Homo urbanitas

Si me has leído recientemente, sabrás que he vuelto a mudarme. Y aquí encuentro una oportunidad de hacer deporte en entornos naturales que, por mucho que ame y adore València, no encontraba desde hací

Casi dos meses

Casi dos meses desde el último post que subí y publiqué. Dos meses de cambios, claro está. Desde el pasado 11 de marzo, me mudé de nuevo para embarcarme en un proyecto tan imponente como interesante,

Comments


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page