top of page

Madrid, qué atardeceres

Madrid no es mi ciudad favorita. Reconozco que me ha ganado bastante desde mi primera vez, allá por 2014, pero sigue teniendo algo que no me acaba de atrapar. Supongo, que no es mi casa natural. Dicho esto, algo bueno. Eso sí. Desde mi primera vez llevo preguntándome qué le ocurre a su cielo, a sus atardeceres. Me sigo preguntando qué tiene Madrid para ofrecernos semejante variedad de cielos cada tarde.

Me contestó una persona conocida (no sé si en tono de broma o en serio, pero me cuadra) que Madrid tiene esos atardeceres tan especiales, diferentes, por la contaminación. Y puede tener su lógica, ya que esos atardeceres tienen en las nubes sus grandes protagonistas. Esta foto es simple. Seguramente sea el peor ejemplo de esos momentos únicos y mágicos que he vivido tantas veces desde aquella primera vez en 2014. Pero tengo claro que me ocurre muchas veces. No siempre, ya que mis horarios de trabajo no me lo permiten muchas veces, pero cuando tengo la oportunidad, cuando lo veo por la ventana, cuando me pilla de camino a algún sitio, o simplemente paseando vuelvo a recordar esa contestación de Madrid, su cielo, la contaminación y sus atardeceres mágicos.

Uno de mis rincones favoritos de Madrid: su cielo.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

La producción de películas ha cambiado. Al menos así lo percibo y siento. La explosión de las plataformas de streaming ha sido un cambio muy notable en el consumo de la gente. Las series ofrecen actua

Hoy quise aprovechar la mañana para ir al Museo Del Prado. Quería, porque por motivos laborales no había podido ir desde hacía meses. Quería, porque el Jardín de las Delicias me parece fascinante. Que

Algunas sensaciones de mi viaje a Donosti: Decepción al llegar, porque la estación está en obras. Frío, lluvia y viento. No olvides mirar hacia arriba en prácticamente cualquier calle. Los precios de

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page