top of page

Londres en el libro ’11 Ciudades’


El libro me gustó porque mezclaba dos intereses tan comunes entre los mortales como son el fútbol y los viajes. Este libro narra 11 viajes del periodista deportivo Áxel Torres por diferentes puntos del planeta y cómo, con el fútbol como excusa, descubrió historias maravillosas. De ’11 Ciudades’ aprendí que la magia puede estar en Eibar y en Tokyo, en Londres y en Medvode.

Leyendo el capítulo 2 de ’11 Ciudades’ en mi despacho de Madrid.


Evidentemente, como brit lover que me considero, el capítulo de Londres me fascinó, me atrapó de tal forma que incluso recuerdo emocionarme al leerlo por primera vez. Áxel narraba cómo era todo en ese lugar platónico que amaba desde el piso de mis padres. Pero, además, me sentía de una forma mágica representado en cada una de sus palabras, de sus letras. Una simple oración con inicio en mayúscula y final en punto y seguido eran un espejo de lo que sentía. Era más joven que ahora, bastante más. Años después descubrí que encontré y formé mi personalidad real bastante mayor, pero aquel libro me ayudó a saber qué quería, cómo lo quería, y sobre todo aprendí que hay que hacer en cada momento lo que uno siente, lo que uno necesita. Dentro de unos límites éticos y legales, claro está. Pero, en cierta medida, sentía que aquel periodista que ya admiraba, tenía muchas de mis inseguridades, tenía muchas de mis pasiones, y sentía lo mismo con una simple mirada a través de la ventana de un hotel cuando miraba por primera vez las calles de Londres.

Por todo ello, ’11 Ciudades’ es uno de mis libros favoritos, y especialmente su segundo capítulo, el dedicado a la capital londinense. Un segundo capítulo que he vuelto a leer con la excusa de este periodo de cuarentena al que nos hemos visto obligados a mantenernos aguardando en casa.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page