Leo Messi al Manchester City

Muchas veces reprimo opiniones en mis redes sociales porque la gente no tiene criterio y los favs no son hechos «porque sí». Si afirmas algo, tranquilo, tranquila, que la gente guardan miles de comentarios en sus favs para, si te equivocas, llamarte iluminado, visionario, experto. Y todo irónico, claro, como señalándote. Todo ello con un cartel de supuesto experto que aplican ellos, ellas, sin tú serlo, sin tú pedirlo, sin tú ni siquiera pensarlo. Pero es así.

Acudo aquí para confesar algo que confesaría en mi perfil de Twitter pero que, por todo lo anteriormente comentado, prefiero escribir aquí. La crisis del Barcelona ha hecho que se haya creado un incendio deportivo que ha llegado evidentemente al nivel institucional. Muchos nombres, muchas especulaciones, muchos rumores. Y, evidentemente, un foco: Leo Messi. Su situación en Barcelona es muy diferente a la de hace unos años. Pero es pura lógica. Por edad, por rendimiento, porque el final de su carrera está más cerca cada año que pasa. Es lógico, como digo, pensar que su adiós del conjunto barcelonista está más cerca. Y, tras la debacle europea de carácter histórico que vimos el pasado viernes, su futuro ha vuelto de forma rotunda al primer plano.

Se habla del Inter de Milán. De hecho, se lleva hablando de ello desde hace meses. Pero yo pienso más hacia el Norte, más hacia las islas británicas. Manchester. La zona Sky Blue de Manchester, más concretamente. ¿Recuerdan a un tal Pep Guardiola? Creo, sinceramente, que sería una opción sensacional para todas las partes. Pero esto, damas y caballeros, es una opinión, una confesión en voz alta. Un tweet extenso sin la pereza de tener que esperar reacciones llenas de bilis, de automatismos, sin valores, con el único objetivo de señalar, criticar, juzgar e intentar herir.  Y luego cada uno a seguir con sus vidas (de mierda).

Sin más.

Entradas Recientes

Ver todo

¿Por qué vivo en el centro?

Un obrero con una hormigonera dándolo todo. Otro, por no sentirse solo, le acompaña con un taladro. Ambos gritan, evidentemente, porque no se escuchan entre ellos. Un perro, quizás por todo lo que est

Bellas artes

Estoy pasando unos días (quizás semanas, o meses) en un pueblo de Galicia. Llevaba un año pensando en la posibilidad de volver. Pero volver bien. Así, para estar sin pensar en la vuelta. Confieso que

Nunca falla

He hablado muchas veces sobre mis visitas a La Central, en Callao. Pero siempre salgo con la misma sensación, con la misma innata creatividad latente. Voy menos que antes, lo reconozco. Pero creo que

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?