top of page

La red social que más me motiva

En 2018 saltó al primer escaparate de las redes sociales una plataforma llamada 'Vero'. Recuerdo que me registré (más que nada para tener mi usuario asegurado) y la usé durante varias semanas. Pero también sé que acabó en el olvido porque no sentí que la gente la usara demasiado y empeñarme en iniciar un nuevo rincón de mi marca en un sitio poco transitado no era demasiado atractivo.


Pero ahora he vuelto. He vuelto porque mi afición por la fotografía ha crecido y últimamente me había llegado bastante feedback sobre esta app. Muchos fotógrafos (amateurs, como yo, y profesionales) han ido pasándose a Vero por cómo se ha ido a pique Instagram.

Esta es la vista previa de mi perfil en Vero: @mirondo9.


No descubro América si digo que Instagram ha hecho muchos, demasiados, cambios que han acabado por complicar la difusión del trabajo en esta plataforma. Un algoritmo que usa tu contenido a su antojo, una caída considerable del alcance de las publicaciones y, en consecuencia, las interacciones. Por ello, muchas fotógrafas y fotógrafos habría dado de lado a la app de Meta para marcharse a Vero.


Esto me pareció muy interesante. Demasiado interesante como para no hacer caso. Entonces, al descargarme la app, me di cuenta que ya había sido usuario, que tenía mi cuenta, y fue cuando me di cuenta de que ya conocía esta plataforma.


La diferencia, ahora, es que sí creo que hay una mayor comunidad, hay más usuarios, y sé que puedo manejarme mucho mejor entre sus opciones de difusión (fotografías, vídeos, enlaces, películas, series, libros, videojuegos...) y el escaparate mediante hashtags que ofrece.


Cuando escribo estas líneas puedo afirmar que en apenas dos días he ganado unos 20 seguidores. Nada del otro mundo. Pero sí tengo claro que en Instagram, haciendo lo mismo, no lo habría conseguido.


Me gusta Vero. Me gusta por el buen rollo que noto, por las interacciones que (sin tener una cuenta grande) estoy recibiendo, por las opciones de poder recomendar en tiempo real que tiene (algo similar a mis secciones aquí en la web de libros y películas) y porque, pese a que ya me registré en 2018, tengo el factor novedad y mucho por descubrir.




2 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page