Jadon Sancho ya es una decepción


Jadon Sancho no está cumpliendo expectativas como jugador del Manchester United. Es una realidad cada vez más presente y ya puede hablarse sin complejos sobre ello. No es titular indiscutible, y cuando tiene minutos su poder de decisión está por debajo de lo que se podía esperar.

Han pasado más de tres meses desde su vuelta a Manchester (es canterano del Manchester City) y todavía se está esperando una versión similar a la que ofreció en Dortmund. Allí, en el Signal Iduna Park (gracias a su estado de forma) explotó a nivel mediático y empezó a ser considerado como una de las grandes perlas del fútbol europeo.

Sin embargo, cabe destacar un detalle. Su último año en Alemania estuvo por debajo de lo previsto. De hecho, parece que su rendimiento empezaba a ser descendente y su fichaje por el Manchester United tuvo muchas lecturas, algunas de ellas no del todo positivas. Voces expertas en el mercado afirmaban que este supuesto bajón fue la oportunidad perfecta del Borussia Dortmund para venderle y si se tienen en cuenta los 85 millones de euros la operación era aparentemente favorable a los alemanes.

Entonces, los de Old Trafford firmaban a Sancho en un momento de forma cuanto menos cuestionable. No llegaba en su éxtasis futbolístico. Es una realidad. Pero volver a Manchester, volver a su país, fichar por uno de los equipos más históricos del fútbol, afirmaban que podía ser un estímulo personal para relanzar su estado futbolístico.


Pero no. De momento, no. Es una realidad. No está siendo indiscutible para Solskjaer. Ha jugado nueve de los diez partidos oficiales del equipo, pero sólo uno completo (en la derrota contra el West Ham), de los cuáles en cuatro ha sido suplente y en los otros cuatro fue sustituido. Frente al Aston Villa no jugó. Sigue sin marcar. Sigue sin dar asistencias.

Es indudable que su rendimiento no está siendo brillante. No debería ser preocupante, pero aquí entra en juego la última temporada en el Borussia Dortmund y el elevado precio pagado por sus servicios. La dinámica ya era descendente y el dinero invertido creaban un contexto de dudas, de más preguntas que respuestas, y su inicio de temporada parece apoyar este mar dubitativo que se instaló con su llegada.

Jadon Sancho no está rindiendo bien y la dura competencia en el Manchester United no ayuda a su situación. Solskjaer lo sabe, Old Trafford lo sabe e incluso el propio jugador es consciente. De momento, no saltan las alarmas en la zona Red Devil de la ciudad de Manchester, pero su figura empieza a ser analizada con tintes negativos que muchos no esperaban con su fichaje.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

El Valencia de Gattuso está firmando un mejor inicio de lo esperado. Sin aspirar a grandes objetivos domésticos, las primeras semanas de temporada están dejando un factor muy brillante e importante pa

Darwin Núñez se convirtió en uno de los fichajes más destacados del pasado mercado de fichajes. El Liverpool, con su incorporación, firmaba a uno de los delanteros más en forma del fútbol europeo en l

Thomas Tüchel dejó de ser oficialmente técnico del Chelsea. Una salida tan inesperada como sorprendente, tan injusta como desmedida. Una salida que deja en una situación muy cuestionable de Todd Boehl

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?