¿Es realmente buen técnico Frank Lampard?


Frank Lampard está viviendo en Goodison Park una etapa repleta de altibajos en la que no está saliendo precisamente respaldado ni reforzado.


El técnico inglés llegó al banquillo del Everton el pasado 31 de enero y su aterrizaje supuso un giro de guión a lo visto y vivido los meses anteriores. El conjunto Toffee parecía ofrecer mejores sensaciones tras su llegada, pero lo cierto es que el paso de las semanas, el paso de los encuentros, el paso de las jornadas, ha minimizado el 'efecto Lampard' y su figura empieza a perder efectividad.


Lo cierto es que lo que está ocurriendo en la zona azul de la ciudad de Liverpool es algo tan esperado como ya vivido. Lampard debutó profesionalmente como técnico en las filas del Derby County, donde consiguió buenos resultados y le permitió, llegado el caso, aceptar el ofrecimiento del Chelsea.


Lampard era leyenda del club y aceptó de muy buen agrado, pero lo cierto es que su llegada (más allá de la ilusión de la grada por verle de nuevo en casa) no acababa de convencer porque su experiencia como técnico no era extensa ni gloriosa. Ilusionaba por su etapa como jugador, pero su fichaje ahora, como entrenador, tenía más preguntas que respuestas.

Sin embargo, su primer año fue muy positivo. El contexto del equipo no era el mejor, pero permitió a Lampard tomar decisiones que quizás en otro escenario no habría llevado a cabo. La sanción al Chelsea por la cual no podía fichar hizo que el técnico británico echara mano de jóvenes valores, de jugadores de la cantera y quizás se pudo ver aquella temporada al Chelsea más joven y 'de la casa' que muchos recordaban.

Aquella primera temporada fue positiva. El equipo consiguió el objetivo de volver a la Champions y jugadores jóvenes como Mason Mount (que había coincido con Lampard en el Derby County), Tammy Abraham, Reece James o Tomori se consagraran en la élite.

Claro está, la prohibición para fichar marcaba todo y sería más determinante y realista en el curso posterior, cuando el club fichara, cuando el Chelsea llevara a cabo una gran inversión veraniega para reforzar el proyecto. Ahí, con mucho dinero invertido, con una plantilla mucho más mediática, era cuando Lampard debía dar un paso adelante y se vería si realmente era atrevido, valiente, y si sus decisiones eran tan correctas.

Pero no. Lampard fue destituido a principios de 2021 por la mala dinámica del equipo, por ciertas decisiones personales (más que técnicas) que nadie entendía y que, sobre todo, afectaba al equipo. Aquel Chelsea, el mismo, con Tüchel en el banquillo, resurgió de sus cenizas de forma contundente para clasificarse para la Copa de Europa tras ser octavos clasificados, llegar a una Final copera y, sobre todo, coronarse campeón de Europa al vencer al todopoderoso Manchester City.

Aquella segunda temporada en el Chelsea dejó demostrado que el contexto limitado de su primer año le permitió maquillar decisiones que en otro escenario nunca habría sido ni efectivo ni entendido.


Y ahora está en Goodison Park. El Everton firmaba una muy preocupante temporada con Rafa Benítez en el banquillo y la llegada de Lampard debía convertirse en un cambio de dinámica, giro de guión y resurgir deportivo que llegó en las primeras semanas. El combinado Toffee parecía reaccionar, ya no sólo en término de resultados sino en sensaciones.

Sin embargo, la dinámica ha vuelto a estancarse, ha vuelto a ser irregular y el Everton se encuentra demasiado cerca de la zona del descenso. La llegada de Lampard vuelve a cuestionar su figura como entrenador. Su aterrizaje no se ha convertido en el cambio de aires que soñaban y el hándicap del calendario puede colocar al equipo entre la espada y la pared.


La situación del Everton no mejora, la distancia respecto a los equipos del descenso se minimiza y el calendario sigue consumando sus fechas. Todo ello creando un escenario en el que más tropiezos, más fallos, más fuga de puntos podría sentenciar de forma dolorosa al equipo.

1 visualización

Entradas Recientes

Erling Haaland es nuevo futbolista del Manchester City. El delantero noruego dejará el Borussia Dortmund la próxima temporada y, a partir del próximo 1 de julio, dejará la Bundesliga para marcharse a

Heung-min Son se ha convertido en uno de los atacantes más determinantes del fútbol europeo, europeo y mundial. Sin defender la figura y rol de delantero centro, sus cifras ya no parecen ser fruto de

La liga inglesa baja el telón una temporada más y es momento de hacer análisis y reflexión. Una forma interesante es eligiendo una alineación en la que aparezcan los jugadores más destacados. AARON RA

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?