¿Es Gabriel Jesús un buen fichaje para el Arsenal?


Gabriel Jesús jugará la próxima temporada en las filas del Arsenal. Tras varios años dejando detalles de un olfato goleador más que interesante en Manchester. Tras varias temporadas en el Manchester City siendo algo más que un actor secundario. Ahora toca hacer las maletas, recorrerse Inglaterra de arriba a abajo, para desplazarse hasta la capital inglesa.


El Arsenal firma una de las incorporaciones más destacadas del verano en la Premier League. Precisamente otro de los más sonados, el de Erling Haaland al Manchester City, es el que ha podido provocar el cambio de entorno para el brasileño.

Gabriel Jesús llega a un Arsenal que no atraviesa el mejor estado de forma de su historia. Pese a la mejoría de la temporada pasada, no consiguieron volver a la Champions League y su dinámica parece acabar siempre en decepción. O peor aún, meses antes, dejando una sensación de impotencia en sus aficionados al ver que sus temporadas finalizan demasiado pronto.


El Arsenal necesitaba la figura de un 9, la figura de un referente ofensivo que defina partidos, que aporte una importante cifra de goles y que cubra las necesidades básicas para soñar con firmeza con una vuelta a la Copa de Europa.

Gabriel Jesús no está entre los máximos goleadores de Europa año tras año, pero sus cifras siempre son relevantes, importantes, y acabó siendo el complemento perfecto para Pep Guardiola.


El Arsenal ha fichado un buen delantero. No parece la excelencia de los Mbappé, Haaland, Benzema o Salah, pero es capaz de marcar la diferencia en el área y lanzar la dinámica deportiva del equipo hacia lo positivo.


Tras la marcha de Aubameyang (que estaba en dinámica descendente y, al final, apartado) y con un Lacazette que no aportaba lo que las aspiraciones del equipo deseaban. Era una posición a cubrir. Era una necesidad del equipo para la próxima temporada y por ello la llegada de Gabriel Jesús, así, ya para empezar, es un acierto.

El delantero brasileño tiene a sus espaldas facultades y resultados de sobra para al menos tener derecho a la duda, a la oportunidad. Tiene derecho a esperar cosas interesantes en un contexto en el que aparentemente está por debajo de lo vivido hasta ahora en Manchester.

Es la realidad. La exigencia en el Emirates Stadium es menor que en el Etihad Stadium. Sin embargo, Gabriel Jesús deberá partir de ese escenario como una ventaja, como una virtud, como un punto a favor, como un conocimiento previo adquirido a partir del cual aportar su mejor rendimiento.

A priori, un buen fichaje, sin duda. Tocará hacer el primer balance allá por finales de diciembre, cuando el Boxing Day retome la temporada en la Premier League.

0 visualizaciones
¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?