El regreso soñado de Gareth Bale


Un rumor (el de la salida de Bale) que ya parece rutina en los últimos años. Pero esta vez parece que va en serio. O al menos por los movimientos que se estarían produciendo en los últimos días, tanto a nivel informativo como, sobre todo, a nivel oficial.

El Real Madrid no cuenta con Gareth Bale. No entraremos a analizar cómo puede ocurrir semejante temeridad, pero sí en comentar las informaciones y movimientos que se están produciendo desde hace 2-3 días que dejarían entrever algunas claves para creer en que, por fin, la salida podría producirse oficialmente esta temporada.

En primer lugar, los rumores, las informaciones. Desde el pasado lunes, justo después de la primera derrota del Tottenham en Premier League frente al Everton (0-1), algunos de los medios de comunicación más prestigiosos del Reino Unido en términos deportivos comenzaron a publicar informaciones sobre el futuro de Bale. Tanto clubes interesados como una hipotética decisión del jugador británico para salir del conjunto blanco. Primero, Manchester United. Luego, Tottenham. Dos equipos con necesidades diferentes que estarían interesados en la contratación del futbolista galés. Mientras que en Old Trafford piensan en Bale como alternativa a Jadon Sancho, en el Norte de Londres sueñan con la vuelta de uno de los mejores jugadores que han jugado en el club en las últimas décadas.

Sin embargo, en la tarde del martes medios como Telegraph, The Guardian o The Athletic afirmaban que la opción del Tottenham ganaba enteros y el club londinense se posicionaba mejor respecto al fichaje de Bale. Dos razones principalmente: el jugador querría volver y Levy (propietario del Tottenham) se estaría encargando personalmente de intentar el fichaje.

Hasta aquí, novedades, sí, pero con la importante afirmación de su representante en BBC Gales, en la que dejó entrever que existen movimientos para que Gareth Bale vuelva al Tottenham. Una afirmación que hace cambiar todo. Primero, por ser oficialmente su representante. Segundo, por el giro de guión real respecto a pasadas declaraciones en las que afirmaba que el deseo de Bale era seguir y cumplir su contrato. Tercero, porque ambas partes parecen estar dispuestas a desbloquear la situación del futbolista: Bale querría volver, el Tottenham le querría como referente y el Real Madrid querría dejarle ir.

Un movimiento esperado. Al menos por un servidor. No puedo negar que me genera ilusión, aunque reconozco que sus últimos años me dejan alguna duda por ver cómo puede llegar (o no) a recuperar esa versión competitiva y extraordinaria que nos enamoró antes de llegar a Madrid. Pero, insisto, creo que sería un traspaso casi perfecto para todos. El Tottenham conseguiría una estrella mediática (y conocida por su pasado), el Real Madrid se desharía de un futbolista con el que no cuenta y Bale volvería a un entorno conocido, querido y que seguramente le permitiría sentirse más seguro.

Tengo algo muy claro. Gareth Bale es un jugador inmenso, extraordinario y muy bueno. Me niego a creer en toda esa corriente mediática que lanza basura y dardos contra su figura. Creo, muy sinceramente, que los mensajes contra su persona en medios tienen más que ver con temas extradeportivos que con temas deportivos y la consecuencia es clara: la gente lee, escucha y ve, y al final acaba asumiendo como real algo que es mentira. Y confieso que me he contenido mucho en la anterior frase.

¿Le iría bien a Gareth Bale en su vuelta a la Premier League? Quiero pensar que sí. Y digo “quiero” porque no sé a ciencia cierta qué ocurriría con su comentado estado físico ni cómo puede haberle afectado a su regularidad los últimos años vividos en Madrid. Pero viví la maravillosa temporada de Bale previa a su fichaje por el Real Madrid, he seguido muy de cerca su liderazgo y espectacular rendimiento con su país, Gales, y me consta de cerca cómo se manejan ciertos hilos mediáticos que tiendo a detestar.

Insisto. Quiero pensar que la posible vuelta de Gareth Bale a la Premier League puede ser muy interesante. Y, puestos a elegir, creo que me motivaría más verle de vuelta al Tottenham por necesidades del equipo, por verle con Mourinho y por su pasado, que verle en Old Trafford. Pero, confieso, me conformaría con poder verle semanalmente en las islas británicas de nuevo.

Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

¿Por qué nadie se acuerda de Mohamed Salah?

Mohamed Salah es una realidad que se ha ido contrastando cada vez más en los últimos años. Su explosiva primera temporada en el Liverpool no fue fruto de la casualidad. Ni la segunda, ni la tercera, n

¿Qué le pasa a Harry Kane?

El Tottenham fue protagonista del pasado mercado de fichajes de forma secundaria. Una forma secundaria porque se convirtió en uno de los grandes focos sin actor principal. Ni ficharon grandes jugadore

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?