top of page

¿El peor día de la semana?

Valoro mucho mi rutina. Valoro mucho lo que hago, lo que desarrollo y lo que llevo a cabo a diario. Cada día, con sensaciones diferentes, con momentos especiales que varían según qué día de la semana sea.


La tarde de los lunes. El camino al cine los viernes, con todo el fin de semana por delante. Las meriendas de los jueves. Los martes de Champions. Los miércoles, también. El despertador de los lunes. El tramo 16:00-18:00 de los sábados. La película de los sábados, después del fútbol. La cena de los viernes. Cuarto Milenio, los domingos.


Todos los días. Todos los días tienen algo, algo que da sentido, algo especial que sólo pasa ese día. Al menos en mi vida. Al menos en mi querida rutina.


Sin embargo, ¿cuál es el mejor día de la semana? Evidentemente, cuando un tema adquiere factores subjetivos, el resultado o supuesto balance será de todo menos universal. Por ello, será complicado localizar el mejor día de la semana. Yo tengo mi día favorito (lo confesé hace unos días), pero evidentemente habrá gente que no esté de acuerdo y prefiera otro. Con todo su derecho, claro está.


Esta mañana, antes de hacer unas gestiones de un proyecto de vida que puede marcar mi 2023, se puso ante mí un artículo de ICON, el suplemento de El País, sobre qué día de la semana es el peor.


Según este texto, los lunes ya no son considerados el peor día de la semana. Yo, ya para empezar, coincido. Desde que dejé de estudiar, creo, así lo pienso y así lo siento. Pero, además, afirma que los domingos han ganado este supuesto "premio" en detrimento de los lunes.


La sensación de un domingo por la tarde y la noche no es agradable. No es paz lo que se siente. No es felicidad precisamente. No es calma. Es domingo, estás libre, deberías aprovechar y descansar, pero tu mente ya empieza a saludar a un lunes que ya aparece mentalmente. El lunes, su madrugón, su vuelta a la rutina, su vuelta a un puesto de trabajo que (en un gigante porcentaje de veces) no motiva, su tiempo con personas que (muchas veces) no te caen bien, su privación de hacer lo que realmente quieres. Eso. Todo eso, desmotiva, desanima, hace sentirse esclavo.


Por ello, entre otras muchas cosas, según este artículo, los domingos se habrían convertido en el peor día de la semana.

¿Estás de acuerdo?

  • Sí.

  • No.


2 visualizaciones

Entradas Recientes

¿Qué me está pasando?

A finales de 2020 sentí que quería cambiar. Sentí que quería cambiar mis dinámicas, mis rutinas, a qué dedicaba mi tiempo. Lo tenía claro. Menos fútbol, menos trabajo, más cultura, más desconexión. Ad

No era mi olor

Vivo en Vitoria-Gasteiz desde hace casi tres meses. Una experiencia que tuve que aceptar casi por decreto. Imagina haberla rechazado. Vértigo. Vivo en Vitoria-Gasteiz desde hace relativamente pronto.

Comments


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page