El nuevo escenario para Kepa


Quería iniciar esta opinión posicionándome como defensor de Kepa. De cualquier persona que tiene una corriente fuerte popular en contra, más bien. Pero en este caso, confieso, soy seguidor del guardameta vasco del Chelsea.

Creo, sinceramente, que se ha sido injusto con él. Es cierto que sus partidos no han acabado de convencer últimamente, que parece lejos de tener plena confianza personal. Ser 'supporter' de Kepa no quiere decir que esté ciego ni que sea fanático. Pero sí creo que se está siendo injusto con él porque en esta época de bipolaridades, opiniones fugaces, desmedidas, una opinión mediática mueve a las masas de forma automática. Unas masas que piensan poco, que reflexionan menos, y que siguen discursos casi de forma automatizada.


Lo digo más que nada porque se afirma, se dice, incluso se acusa, que Kepa tiene un bajo porcentaje de paradas. Y puede ser cierto a nivel de sensaciones. Últimamente parecía que balón a portería en contra del Chelsea acababa dentro de la portería. Pero el porcentaje de paradas de Kepa no dice eso. De hecho, está entre los 10 mejores porteros de la Premier League en este ámbito, pero claro, si nadie lo dice, el discurso de que falla mucho coge peso siendo totalmente incierto. Tiene mejores cifras de paradas que otros como De Gea, Adrián o Unai Simón, por poner ejemplos de guardametas españoles. Pero, insisto, si no se dice, acaba siendo una mentira repetida que socialmente se asume como real. Cuando no, no lo es.


Digo esto porque, reitero, soy seguidor del portero del Chelsea. Pero reconozco, confieso, expreso en estas líneas que el conjunto de Stamford Bridge ha ganado mucho con el fichaje de Edouard Mendy. Un fichaje que quizás no haya sido el más mediático, ni el más comentado, ni siquiera el más popular, deportivamente es de los pocos que ya conseguido transmitir evolución, un paso adelante.


Mendy ha conseguido transmitir solvencia, seguridad. El guardameta francés, en apenas partidos, ha conseguido instalar una protección en la portería del Chelsea que contrasta a nivel de sensaciones de forma notable respecto a su compañero, Kepa. Paradas de mérito, seguridad bajo palos, anticipaciones cuando las jugadas así lo precisan. Y es ahí donde digo que, pese a posicionarme al lado del portero vasco en su (desmedida) batalla popular, lo cierto es que Mendy ha conseguido instaurar una seguridad que antes no tenía el equipo.


Ese vértigo cuando la lógica no se cumple, cuando ves un balón dentro que realmente no ha entrado. Todo ello gracias a un Mendy que ha llegado a la zona Blue de Londres para ser titular, para exponer toda su calidad deportiva y técnica. A nivel de seguridad, de sensaciones, sí ha conseguido ganar la batalla popular. Ya digo, reitero, que la estadística de Kepa no es tan negativa como se quiere afirmar para, quién sabe, ir contra su figura, pero lo cierto es que la mejora es evidente.

Su partido en Old Trafford fue sensacional. Y viene a firmar una dinámica que empieza a ser ya interesante. El Chelsea pagó 24 millones de euros por su fichaje y empieza a convertirse en una operación más que positiva. Por sensaciones, por rendimiento, por resultados.


Evidentemente, una noticia que no parece demasiado positiva para las aspiraciones y situación de Kepa en el Chelsea. Estuvo cerca, según los rumores que llegaban desde Reino Unido, de buscar una salida a otro equipo, pero finalmente aceptó el reto de intentar volver a la titularidad. Por ahora, parece, pese a que sus cifras son mucho mejores de lo que dicen, tiene un reto demasiado serio por delante ante un Mendy que empieza a ser incuestionable.

Mendy sí convence. Es la realidad.

Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

El último número de Gràffica

Esta mañana he recibido el último número de Gràffica y quiero contarte todo lo que ha pasado desde que me enteré de su lanzamiento hasta que ha llegado a mi buzón. Para empezar, me quedé fascinado, en

¿Cómo es la luz de València por la noche?

Echo de menos València casi desde el primer día en el que me trasladé a Madrid. Es tan sencillo y fácil de explicar como usar la famosa frase "Como en casa, en ningún sitio". Es la realidad. Sin embar

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?