top of page

El hombre que diseñó España


Llegué a un documental interesante a través del podcast ‘Hotel Jorge Juan’, de Pedro Aznar. Digamos que es uno de mis podcasts favoritos. Llegué a este documental en ese momento de desconexión que vivía hasta hace poco como rutina. Cada noche, camino a casa desde la redacción, camino a casa en metro, buscando desconectar, cambiar el chip, apagar ese circuito profesional que un día va a sufrir un cortocircuito. Lo reconozco. Aquella noche encontré una entrevista a Andrea G. Bermejo, en la Habitación 207 del hotel, cuando comenzaron a hablar sobre un documental llamado ‘El Hombre que diseñó España’. Sólo el nombre ya me creó expectación, interés, y al llegar a casa tuve que confesar esa expectación Lady Blue.

Y hace unos días, en plena cuarentena, dentro de este contexto de aislamiento social que estamos viviendo, que estamos experimentando, me enteré que Filmin iba a estrenarlo. Automáticamente, dos gestos. Uno, lo guardé en la lista para ver. Dos, lancé una pregunta que no precisaba de respuesta porque ya sabía que iba a verlo sí o sí: «¿Sabes qué han puesto en Filmin? ¿Recuerdas aquel documental sobre el diseñador de los logos más históricos de España? Pues está en Filmin». Y poco más. Esa noche lo vi.

Un documental muy bien producido, con el protagonista principal de la historia, José María Cruz Novillo, narrando su trayectoria personal y profesional, narrando las diferentes situaciones y contextos sociales, culturales e históricos a los que tuvo que hacer frente. Un diseñador innato. Un artista que marcó un antes y después como debe hacerse. Desde la ignorancia de estar haciéndolo, desde la humildad de quien no conocía las consecuencias. Así, ‘El Hombre que diseñó España’ me parece un documental muy interesante para entender su trabajo, su obra y, también, a su vez, para intentar entender los contextos sociales que ha vivido este país en las últimas décadas. Si tenéis 81 minutos libres, una recomendación bastante interesante.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

¿Puedo parar?

Hace tres meses llegué a Vitoria-Gasteiz para embarcarme en un ambicioso proyecto. Un proyecto que, desde entonces, me ha llevado para arriba y para abajo como una montaña rusa. Una montaña rusa que,

Comments


¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page