top of page

Cosas que vivo en Madrid

Recientemente, leí una recopilación de cosas que sólo pasan en Madrid. El contenido estaba un poco cogido con pinzas, pero fue suficiente para crear mi propia versión de cosas que pasan en Madrid y siento que no lo vivo en otro lugar.

-No me afecta (por suerte), pero vivir en Madrid es muy caro.

-Un paseo vespertino puede hacerte pasar por Cibeles, el Museo Tyssen, Neptuno y el Museo Del Prado en apenas diez minutos.

-Es una ciudad que no duerme. Hay ambiente (por no decir ruido) los siete días de la semana.

-Lo digo sin confirmarlo, pero hay más gente de fuera que madrileños.

-Los cielos de los atardeceres son preciosos. Por la contaminación, dicen.

-Me tratan más como un turista que como un vecino del barrio en el que vivo ya desde hace cuatro años.

-Te entra prisa, aunque no quieras.

-Un paseo por la Gran Vía te hace sentir en Jumanji.

-El Otoño en El Retiro.

-¿Es necesaria tanta bandera de España? Todavía celebran el mundial de 2010... ¿no?

-La alta velocidad ferroviaria pasa siempre por Madrid.

-¿Quieres un McPollo un martes a la 01:00 de la noche? Lo tienes.

-Muchas personas nacidas en Madrid odian el centralismo al que se ven sometidas por culpa de los medios.

-Tus vecinos son capaces de no saludarte.

-Los pisos turísticos crean situaciones demasiado incómodas.

-¿850 euros al mes por un estudio de 30 metros? Welcome to Madrid.

-La gente bebe alcohol por las noches en el metro.

-Pagar 13 ó 14 euros por comer o cenar se convierte en algo normal.


Y mil cosas más que, si me parara a pensar un rato, saldrían sin demasiado esfuerzo.


3 visualizaciones

Entradas Recientes

Escribo desde un tren. No es la primera vez que escribo desde un tren. No es la primera vez, porque me gusta, porque se ha convertido casi en tradición. Cuando tengo un trayecto largo (más de tres hor

Hace unos días ya expresé algunas sensaciones sobre un viaje que voy a hacer esta semana. Y hoy vengo a expresar la misma ilusión, las mismas ganas y el mismo deseo de que llegue el momento en el que

The End of the F***ing World fue una serie que me gustó mucho. Más allá de su historia, su guión y lo que narran sus capítulos, me enamoró por su fotografía y el trato de su imagen. La primera tempora

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page