top of page

Cómo no engancharte a las redes

Mucha gente afirma que las redes sociales son tóxicas, son dañinas, no son saludables. Pero ahí están, ahí estamos, diariamente, dando nuestro consumo gratuitamente para que otras, otros, se lucren sin que queramos ser conscientes, porque no, no queremos, lo dejamos estar y miramos para otro lado.


Si deseas quitar tiempo dedicado de tu día a redes sociales, si te gustaría leer aspectos que podrían ayudarte, esta es mi aportación basándome en mi experiencia de más de 13 años:

  • Quitarte apps del móvil. Puede parecer una obviedad, pero hasta que no lo haces, no te das cuenta de todo el tiempo que ahorras. Eso, y la salud mental que ganas. Da igual que sientas que te estás perdiendo cosas. Hace unos años, eso era lo normal y nadie se moría. O si lo que te importa de verdad es la información, entra en las ediciones digitales de periódicos. No hacen falta las redes.

  • Entrar sólo en versión de ordenador siempre que se pueda. Puede parecer algo muy drástico, pero entrar sólo desde versiones de pc, ayuda mucho. Entras, miras, y te vas. Y te olvidas. Te olvidas para ganar salud mental.

  • Ponerte horarios. Si no quieres quitarte las apps, ponte horarios. Un rato por la tarde, por la mañana, por la noche. Pero limitado, no sin fondo. Si evitas usarlas por la noche, además, ayudarás a tu mente para descansar mejor.

  • Quitarte notificaciones. ¿Cuántas veces entramos a redes por las notificaciones? Notificaciones, muchas veces, absurdas, que informan de hechos menores, de sucesos sin demasiada importancia, pero nos desconcentran, nos desvían la atención.

  • Temporizadores para no usar el móvil. Hay apps que dan recompensas si no usas el teléfono. Si activas la app y usas el móvil, no lo consigues. Por lo tanto, te obliga en cierta medida a tener autocontrol. Y así, de forma secundaria, estás un rato desconectado del (maldito) móvil.

  • Los algoritmos ayudan a ello. Lo que para muchos ha sido una queja, adquiérelo como una ventaja, como algo positivo para ti. Twitter, Instagram o Facebook ofrecen contenidos mediante algoritmos, no con un orden cronológico. En la red social del pájaro azul, puede cambiarse, pero hay gente que no lo sabe. Usa este 'desorden' que ofrecen las redes sociales para desencantarte de ellas. ¿No te dejan usarlas como querías? Adéu.

  • El odio, mucho más. Por si no fueran pocos incentivos para dejarlas, está la toxicidad omnipresente, el odio, la violencia visual y verbal de la gente. ¿Quién coño permitiría eso en la calle? Pues en redes sociales, tampoco. Que lo hagan, pero que no nos llegue.

Todo esto lo digo desde mi experiencia de 13 años como usuario y como Community Manager y Social Media Manager en empresas. Y lo hago, también, sabiendo que algunos de esos puntos no los cumplo. Lo que sí tengo claro es que en el último año y medio he tomado medidas y poco a poco voy reduciendo mi consumo y presencia. Por poco que he hecho, he dado pasos interesantes en mi estado de ánimo y personalidad.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

8 diferentes lugares para leer

Leer en casa, en una biblioteca o en el metro, puede estar bien. Pero a veces quizás sea necesario ir un paso más allá para hacer algo alejado de lo habitual. Algunos lugares diferentes para leer: Un

Ese tipo de personas

Personas que salen hablando en las fotos. Personas que no se callan en una sala de cine. Personas que se gastan 1.000 euros en su teléfono y la app de 4'99 les parece cara. Personas que "Yo no soy hom

París despertaba tarde

Máximo Huerta se ha convertido en un referente casi por accidente. No es un referente al uso. Quizás tenga más tintes personales que profesionales. Un día, cuando vivía en aquel céntrico cuarto piso d

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page