Bruno Fernandes nos enamora


Su rendimiento es una locura. Su rendimiento está a la altura de muy pocos jugadores ahora mismo en las islas británicas. Incluso en el viejo continente. El estado de forma del crack portugués ha revitalizado las opciones ligueras y europeas de los de Old Trafford de forma rotunda, tanto a nivel goleador como asistente, tanto con sus goles como con sus asistencias. El futbolista vital.

Semana tras semana. Jornada tras jornada. Lo era antes del parón por el coronavirus y lo sigue siendo actualmente. Parece que ha jugado toda la vida en el Manchester United, lo que le deja en muy buen lugar, por si sus cifras no fueran suficientemente positivas. Y algo mejor, su adaptación en una liga tan diferente a la portuguesa como es la Premier League.

Ha sido elegido oficialmente Jugador del Mes en el primer mes de competición tras el parón en las filas del Manchester United y, ahora mismo, está nominado a Jugador del Mes del campeonato. Una candidatura que, seguramente, pueda acabar en su vitrina, ya que su nivel está a la altura de muy pocos. Quizás Danny Ings pueda pelearle el galardón, pero el poder mediático del United ha hecho que a nivel mundial su rendimiento tenga popularmente un foco mucho mayor.

Magia pura. Calma a la toma de decisiones. Es el líder del equipo, y lo sabe. Es el futbolista más importante de Solskjaer ahora mismo, y lo sabe. Es una de las estrellas del momento, y lo sabe. Es uno de los grandes ídolos de la grada de Old Trafford (pese a llegar en el mercado de invierno), y lo sabe.

Bruno Fernandes es poesía. Bruno es ese verso de rima consonante que enamora a conocidos y extraños. Fernandes es esa película favorita que te emociona una y otra vez. El jugador del momento que acaba desquiciando porque para describirle empiezan a acabarse los términos, los calificativos, y él parece poco preocupado. Quizás hasta le motiva, ya que sigue goleando, sigue asistiendo, sigue creando, y sigue maravillando.

Tras muchos años, el Manchester United vuelve a tener una estrella referente que se sale de la posición de la delantera. Y con él, jugadores como Pogba pueden haber encontrado un socio perfecto para seguir haciendo diabluras. Diabluras rojas, claro.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

El Valencia no atraviesa el mejor momento de su historia. Ni deportiva ni institucionalmente. Su actual etapa genera más dudas que argumentos sólidos, más preguntas que respuestas, más incerteza que i

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?