Aquel niño tenía razón

Siempre tuve la sensación de no sentirme cómodo en mi entorno. Sobre todo, a nivel personal. Siempre pensaba en crecer, en quitar barreras, en normalizar todo. Pensaba, eso sí, que una vez el mundo y la vida hicieran ‘clic’ todo sería sencillo, con la vida encaminada. O algo así. Luego me he dado cuenta que no, que casi a diario te toca enfrentarte a retos, situaciones casi incómodas, obligaciones que debes cumplir. Pero, insisto, siempre tuve claro que quería eso. Quería ser mayor. Y ahora que lo soy, que tengo una vida de adulto con sus cosas buenas y malas, creo que no lo cambiaría. Y lo mejor de todo, que tenía razón, que por fin me siento cómodo, con las ideas muy claras, con los objetivos marcados de forma muy transparente. Repetiré miles de veces si hace falta que no cambiaría nada, absolutamente nada, de mi vida.

Entradas Recientes

Ver todo

El último número de Gràffica

Esta mañana he recibido el último número de Gràffica y quiero contarte todo lo que ha pasado desde que me enteré de su lanzamiento hasta que ha llegado a mi buzón. Para empezar, me quedé fascinado, en

¿Cómo es la luz de València por la noche?

Echo de menos València casi desde el primer día en el que me trasladé a Madrid. Es tan sencillo y fácil de explicar como usar la famosa frase "Como en casa, en ningún sitio". Es la realidad. Sin embar

¡Lo han robado!

Desde hace un tiempo soy cliente de 'La Peliculera', una tienda de fotografía que tengo cerca de casa en Madrid. Es un lugar pequeño, pero coqueto, donde disfruto cada vez que paso por allí. Se respir

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?