top of page

Ahí te dejo Madrid

Dejo Madrid. Vuelvo a Valencia. En principio, temporalmente. En principio para máximo dos meses. Allí, en la terreta, esperan tareas familiares importantes. Más adelante, volveremos. O eso espero. O eso me han comentado.

Me gusta Madrid, no me voy por gusto, o quizás sí en un pequeño porcentaje, pero pienso en la posible vuelta y me genera ilusión. No lo puedo negar. Dejo la buhardilla, dejo los atardeceres, dejo un barrio maravilloso. Pero, insisto, vuelvo. Sólo es una medida temporal. La vida tiene estas etapas que hay que afrontar dándole la prioridad máxima y, luego, ser consciente de que es una pausa, que no una parada.

Voy a pasar unos dos meses cerca de casa, cerca de la familia, en mi entorno, en mi círculo cercano, en mi rincón. Y allí voy a dar vueltas a proyectos, voy a generar ideas, voy a plasmar tareas, voy a invertir en ciertos materiales. Allí, tranquilamente. Allí, en un entorno más tranquilo, aprovechando los huecos libres que tenga.

Tengo muchas ganas.

0 visualizaciones

Entradas Recientes

Apagarse

Las personas, fallecen. Los hierros, se oxidan. La lágrima, cae. La estufa de leña, pierde su estado candente. La comida, caduca. Tu cabello, o bien se cae, o blanquea. El sol, con nubes, se esconde.

8 diferentes lugares para leer

Leer en casa, en una biblioteca o en el metro, puede estar bien. Pero a veces quizás sea necesario ir un paso más allá para hacer algo alejado de lo habitual. Algunos lugares diferentes para leer: Un

Ese tipo de personas

Personas que salen hablando en las fotos. Personas que no se callan en una sala de cine. Personas que se gastan 1.000 euros en su teléfono y la app de 4'99 les parece cara. Personas que "Yo no soy hom

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page