¿Tiene el Barcelona al sustituto perfecto de Xavi Hernández?


El pasado verano el Barcelona hacía oficial la llegada de un centrocampista desconocido para el mayor de los públicos. Sólo los aficionados que enfocan sus miradas hacia el fútbol brasileño y sudamericano podían realmente hacer balances objetivos y reales sobre su fichaje. Y de repente, sorpresa. Ese jugador poco conocido, de la nada, empieza a firmar primeros buenos partidos de pretemporada. Aquel futbolista desconocido empieza a ser conocido como Arthur y sus partidos comienzan a consagrarse como interesantes. Cada vez más comentarios, cada vez más opiniones y cada vez más la gente empieza a asimilar que su fichaje ha tenido más acierto que fallo. Así hasta el día de hoy. Pronto empezaron, claro, las comparativas, pero no unas comparaciones al azar. Algunos sectores del barcelonismo empezaron a relacionarle, desde la distancia, a un mito del club como el ex-capitán Xavi Hernández. Palabras mayores, palabras subrayadas. Aquel jugador desconocido, de repente, empieza a ser comparado con Xavi, y con el paso de los partidos, de las semanas, aquellas comparativas dejan de ser simples casualidades para convertirse en una atractiva realidad que han convertido a Arthur en un fichaje extraordinario para el conjunto catalán. Pero la comparativa sigue existiendo. “Este chico me recuerda a Xavi” es algo casi común cada vez que salta al césped para defender los colores azul y grana de la camiseta barcelonista. Y las estadísticas, de forma notable, no están tan alejadas como podría parecer. Es así. Si uno compara las cifras de posesión y pase de Xavi Hernández en la era de Pep Guardiola (etapa gloriosa en la que el Barcelona instauró la filosofía del tiki-taka, del juego de posesión, favorable a las condiciones del jugador) sorprendentemente no están lejos del rendimiento de Arthur. Y lo mejor de todo: las mejora. Durante aquel periodo de seis temporadas gloriosas en las que el Xavi de la posesión y los pases explota y, finalmente, se marcha con destino Qatar, el centrocampista brasileño mejora a Xavi en 4 de ellas. Sólo en las temporadas 2010-11 y 2012-13, el jugador catalán ofreció mejores % de acierto en pase que el brasileño, reflejando las otras 4 favorables a Arthur. Parece un dato cualquiera, pero refleja una realidad muy seria e importante para los que les comparan sobre el césped. Una realidad que deja en un excelente sitio a Arthur. La comparativa es real, tiene una base sólida, tiene un sentido con mucho peso deportivo. Ya no son sensaciones subjetivas de la gente, ya no son opiniones populares. Las matemáticas, las cifras, las estadísticas dan la razón a la corriente que compara a Arthur con Xavi. Insistimos, palabras mayores. Ser comparado con una leyenda del fútbol e igualarle, incluso superarle, te convierte en un futbolista de primerísimo nivel. Tener porcentajes de acierto en pase superiores al 90% son pruebas de auténtico nivel, de exigencia máxima, y Arthur se codea entre ellas con comodidad total. Un fichaje maravilloso, que refleja un extraordinario movimiento de la directiva para descubrir oro en una cueva por descubrir. Han convertido aquel fichaje desconocido, que creó dudas totales producto de la ignorancia del público general, en una operación fantástica. El Barcelona tiene en su poder un centrocampista fiel a la filosofía del club, fiel a los estilos de juego. Un acierto total, mayúsculo, digno de ovación en el más grande y prestigioso de los teatros. Arthur es una realidad en clave azulgrana que se ha adaptado rápido, que ha instalado desde el primer día el chip de la eficiencia, y que encima está rindiendo a la altura de los genios mayores de la institución. Ya no son sensaciones, son argumentos estadísticos. Sí, es así. Arthur está a la altura de Xavi Hernández. Palabras mayores, mayúsculas.


Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

El último número de Gràffica

Esta mañana he recibido el último número de Gràffica y quiero contarte todo lo que ha pasado desde que me enteré de su lanzamiento hasta que ha llegado a mi buzón. Para empezar, me quedé fascinado, en

¿Cómo es la luz de València por la noche?

Echo de menos València casi desde el primer día en el que me trasladé a Madrid. Es tan sencillo y fácil de explicar como usar la famosa frase "Como en casa, en ningún sitio". Es la realidad. Sin embar

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?