top of page

Jot Down y su número dedicado al periodismo


No soy periodista. Fue uno de mis sueños desde pequeño, he ejercido como tal en diferentes medios como redactor, defiendo que es una profesión innata y pasional (y no tanto basada en titulaciones), pero nunca podré llevar la contraria a todo periodista que me argumente que es necesario tener la carrera de periodista. Cuando me lo dicen, siempre les doy la razón. Primero, porque es así, tienen razón. Segundo, porque el sector del periodismo está lleno de tiburones y ego, y es algo que me interesa muy poco. Por ello, les doy la razón y me guardo una victoria que guardo en silencio al ser yo quien elijo darle esa victoria moral y saber que no lo han ganado realmente. Dicho esto, no soy periodista, no tengo la carrera de periodismo, aunque sí, he ejercido como redactor y he ejercido de facto. ¿Por qué? La respuesta la tendrán que ofrecer los profesionales que me han brindado diferentes oportunidades en redacciones y a quienes estaré eternamente agradecido. Insisto, para acabar sobre este escenario, una carrera no te brinda la facultad de ser válido para una profesión. Hay periodistas que no tienen vocación para la comunicación, ni la información, ni sienten la necesidad de transmitir a las personas. Por muchos títulos que tengan, seguirán siendo personas no aptas para ese puesto. Dicho esto (porque haría un post sólo hablando sobre esto), orientaré el camino de este post al último número de la revista Jot Down.

Bajo el título "Mensajes", la publicación lanzó su número 26, dedicado al mundo del periodismo, la información y su estado actual. Una edición que me gustó mucho, que encontré en mi librería de cabecera (adoro eso de comprar revistas en librerías, y no tanto en quioscos), y que decidí llevarme a casa. Siento pasión por la temática y pensé que sería una alternativa muy interesante para cubrir esos huecos temporales que a diario pueda encontrar cuando quiera desconectar del trabajo y del fútbol, que en ocasiones es demasiado difícil, pero con alternativas, con propuestas, seguramente sea más fácil. Es por ello que la compré. Y sí, ya espera en mi despacho, en un lugar privilegiado.

15 visualizaciones

Entradas Recientes

8 diferentes lugares para leer

Leer en casa, en una biblioteca o en el metro, puede estar bien. Pero a veces quizás sea necesario ir un paso más allá para hacer algo alejado de lo habitual. Algunos lugares diferentes para leer: Un

Ese tipo de personas

Personas que salen hablando en las fotos. Personas que no se callan en una sala de cine. Personas que se gastan 1.000 euros en su teléfono y la app de 4'99 les parece cara. Personas que "Yo no soy hom

París despertaba tarde

Máximo Huerta se ha convertido en un referente casi por accidente. No es un referente al uso. Quizás tenga más tintes personales que profesionales. Un día, cuando vivía en aquel céntrico cuarto piso d

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?
bottom of page