Una entrega de título surrealista


El Real Madrid es el actual campeón de La Liga. El conjunto blanco recibía en la previa del pasado encuentro liguero en el Santiago Bernabéu frente al Valencia, de forma física, el trofeo que le acredita como el ganador del pasado curso. Ya es oficial. Realmente lo era, pero no tenía la copa.

Luka Modric y Gareth Bale catalogaban de "fucking joke" ese surrealista momento, en plena celebración liguera sobre el césped de La Rosaleda, allá por el mes de mayo, cuando se enteraron que no iban a recibir ni medalla ni el trofeo en ese preciso momento. ¿Una fiesta celebrando el qué? Debieron pensar. Una pregunta que surgió con dos futbolistas extranjeros, pero que evidentemente reflejó lo abstracto, alejado de la lógica, que puede pensar cualquier aficionado que descubra semejante ridiculez.

Ganas una liga y no te dan el trofeo. Al menos en el momento del éxtasis, de la alegría. ¿Por qué? No debe ser tan importante, primero, para desvelarlo ni, segundo, cambiarlo. Lleva años haciéndose así y no va a cambiar. Por el momento. Inglaterra, Italia, Alemania, Francia... y cualquier país que se quiera buscar y fijarse. Spain is diferent, que diría el dicho popular. Y así es. España siempre es diferente, con sus cosas buenas, con sus cosas malas.

La situación en el Santiago Bernabéu fue surrealista, rozando el ridículo, lo incómodo, suponiendo incluso un mal trago a unos jugadores:

1. Más de 90 días después desde que ganaron el título. ¿Qué sentido tiene?

2. Un capitán, Sergio Ramos, que no podía jugar por sanción, en vaqueros, con un gesto que poco tenía que ver con la alegría que debería suponer recoger un trofeo. Comparen ese momento con el conseguido, por ejemplo, con la Supercopa de España (por escoger un título 'menor').

3. Jugadores que, ya sobre el césped, queriéndose concentrar para el encuentro contra el Valencia, aplauden por puro protocolo, casi por seguir la corriente de un público.

4. Segunda jornada. Dentro de lo surrealista, se entrega en la segunda semana de fútbol oficial, porque el debut liguero el conjunto madridista lo vivió en Riazor, y no en casa. Es decir, tarde y mal.

5. Jugadores que no ganaron el título posando con el trofeo. Sirva el ejemplo de Ceballos, Theo Hernández, Borja Mayores o Vallejo, entre otros. ¿Qué pensarían posando en esa foto?

Una decisión, la de entregar el trofeo la temporada siguiente, que gusta cada vez más a menos gente. Por no decir a nadie. Pero sigue ocurriendo, se sigue produciendo así, año tras año, temporada tras temporada.

Ganar un título supone una alegría inmensa. El éxtasis que se crea cuando el colegiado señala el final del encuentro, oficializando la victoria, oficializando la consecución. Ese momento. Ese justo y preciso instante es el idóneo, cuando la fiesta es real y no impuesta, cuando la felicidad es innata del que se siente ganador, del que se siente recompensado.

¿Qué te parece esta metodología a la hora de entregar el trofeo en el fútbol español?

#RealMadrid #SergioRamos #Marcelo #LigaEspañola #LaLiga #Fútbol

Entradas Recientes

Ver todo

Sergio Ramos: llámenlo como quieran

No se llama Gareth, ni tampoco Eden. Es español, no extranjero. Y, sobre todo, recibe una permisividad mediática que todavía sigo sin entender. O más que no entenderlo, intento asimilarlo dentro de un

¿Por qué nadie se acuerda de Mohamed Salah?

Mohamed Salah es una realidad que se ha ido contrastando cada vez más en los últimos años. Su explosiva primera temporada en el Liverpool no fue fruto de la casualidad. Ni la segunda, ni la tercera, n

¿Qué le pasa a Harry Kane?

El Tottenham fue protagonista del pasado mercado de fichajes de forma secundaria. Una forma secundaria porque se convirtió en uno de los grandes focos sin actor principal. Ni ficharon grandes jugadore

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?