Cuando los Dursley encienden el WiFi comparto mis historias

No saltan las alarmas en Old Trafford

August 9, 2017

El Real Madrid se proclamó Campeón de la UEFA Supercup 2017 en Macedonia tras vencer en la Final 2-1 frente al Manchester United. El conjunto de Zinedine Zidane consigue su tercer trofeo de forma consecutiva, y sigue confirmando que este proyecto deportivo dirigido por el técnico francés es uno de los más competitivos y más en forma del viejo continente.

 

Un ganador, el Real Madrid, y un perdedor, el Manchester United. Sin embargo, muchos aseguran que la derrota de los de Jose Mourinho no refleja realmente una caída dura, ni un fracaso. El equipo inglés perdió el partido, perdió el trofeo, indudablemente, pero los matices existentes hacen que no sea una debacle.

 

Por un lado, es agosto. Pese a que el carácter y contexto presentaran un partido oficial de cara al calendario y los aficionados, la dinámica y estado de forma de los clubes todavía mantienen el aura de pretemporada, de inicios de rutinas, de puestas a punto a nivel físico y deportivo. Es decir, clubes que se encuentran muy lejos de su mejor nivel, lejos de mostrar sus mejores armas.

 

Por otro lado, perder por un ajustado 2-1 frente a posiblemente el mejor club del mundo en la actualidad, contra el actual campeón de España y Europa, fallando ocasiones claras de Rashford o Lukaku, entre otros, es un resultado que acepta filtros, puntos de vista, y lo distancian de la pura derrota que acabaría con el marcador final.

 

Una gran inversión con fichajes como Lindelof, Matic o Lukaku no debería permitir una derrota, pero cuando se contextualiza el resultado, el mal es menor, la derrota es inferior y la importancia queda minimizada a la hora de seguir preparando una temporada que arrancará el próximo fin de semana en la Premier League con el estreno liguero recibiendo al West Ham en Old Trafford. Un partido frente a los Hammers que tampoco debería suponer mayores análisis, ya que la situación real será muy similar a la vivida frente al Real Madrid, pero lo cierto es que un tropiezo liguero, o varios en las primeras semanas, podría suponer una pérdida de puntos y una distancia que, quién sabe, podría suponer limitaciones futuras en la recta final del campeonato.

 

El planteamiento de Mourinho en las primeras semanas del verano 2017/18 parece claro. Primero, posiblemente el esquema de 3 centrales con 2 carrileros sea utilizado de forma habitual por el técnico portugués, o al menos en grandes citas, como ya empezó a hacer visible en la recta final de la pasada temporada. El esquema de moda en Inglaterra parece que será también abrazado por el césped de Old Trafford. Segundo, el juego aéreo. Frente al Real Madrid, el equipo que finalizó sobre el césped llegó a congregar hasta 5 futbolistas que superaban el 1,90 de altura, presentando un equipo que ya ha sido bautizado por muchos con el sobrenombre de “las torres de Mou”. Es la alternativa que baraja el club inglés cuando la fluidez del juego no sea la ideal o cuando haya que dar la vuelta a un marcador. A jugadores como Pogba, Rashford o Smalling se le han sumado otros este verano como Lukaku o Matic, dejando claro que el nivel físico de esta plantilla será uno de sus puntos clave.

 

Perdió el Manchester United en Macedonia, pero el balance y las consecuencias deberán ser medidas y evaluadas de forma lógica y contextualizada. De momento, no deben saltar las alarmas en el seno de Old Trafford.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?

© 2019 by Esteban Gómez, un soñador infinito en continuo aprendizaje.

Si has llegado hasta aquí sólo puedo darte las gracias, de corazón. Por personas como tú sigo día a día compartiendo contenidos.

PRODUCTOR AUDIOVISUAL · COMMUNITY MANAGER · CONTENT CREATOR

ESTEBAN GÓMEZ