Cuando los Dursley encienden el WiFi comparto mis historias

No todo es dinero en la Premier League

July 7, 2017

 El gran nivel económico y monetario de la Premier League ha instaurado una supremacía casi autoritaria a la hora de hacer frente al mercado de fichajes. El torneo inglés se ha convertido en el gran foco a base de talonario, a base de contratos estratosféricos, multimillonarios, que seducen a cada vez más estrellas, a cada vez más futbolistas y talentos extranjeros.

 

Es la gran liga. La más mediática. La más seguida en todo el planeta. Grandes estrellas, equidad en el reparto de derechos televisivos, mucho dinero y un producto audiovisual que roza en muchos casos el valor cinematográfico. Evidentemente, cuando un conjunto inglés se entromete en una operación por traspasar a un futbolista, o toca a la puerta del mismo, muchos son los que temen que la decisión final, el destino, sea la del jugador haciendo las maletas con destino las islas británicas, Inglaterra más concretamente.

 

Sin embargo, pese a que quizás queda silenciado, pese a que quizás no se trate del mismo modo de cuando es a la inversa, no todo son grandes desembolsos procedentes de Inglaterra. No todos los clubes explotan el mercado, no todos los fichajes son multimillonarios, estratosféricos, inflados, sobrevalorados, como aseguran muchas de las voces sabias del lugar.

 

Esta misma semana se han oficializado varios casos concretos que reflejan una corriente más lógica, más "terrenal", que deja en buen lugar el trabajo de los clubes de la Premier League, que echa por tierra el omnipresente argumento del talonario, del poder monetario, y que empieza a dejar claros síntomas de debilidad en torneos como La Liga.

 

Se tratan de jugadores españoles como Roque Mesa (quien disputará la próxima temporada en las filas del Swansea, procedente de la UD Las Palmas), Vicente Iborra (quien ha hecho las maletas desde Sevilla con destino Leicester) o Sandro Ramírez (traspasado del Málaga al Everton). Casos de jugadores españoles que siguen los pasos de cada vez más profesionales que encuentran en Inglaterra su nuevo hogar. Pero que, a su vez, crea un nuevo contexto donde clubes británicos fichan grandes valores, grandes jugadores del fútbol español con traspasos que entran dentro de los parámetros normales, lejos de cifras estratosféricas, sin grandes desembolsos.

 

Según las cifras oficiales, Roque Mesa es nuevo jugador del Swansea a cambio de 12,5 millones de euros, mientras que Vicente Iborra es nuevo futbolista del Leicester por 15 millones de euros, o Sandro, por el que el Everton pagó poco más de 6 millones de euros. Traspasos de grandes jugadores a cambio de cifras menores, dentro de la normalidad, que deja en claros paños menores el poder del mercado interno español. ¿Ningún equipo era capaz de hacer frente a una cantidad así, o se cumple la corriente popular de que todo lo que viene de fuera es más atractivo?

 

Tres buenos refuerzos para el torneo inglés que dejan claro que en Inglaterra, a parte del argumento del talonario, existe un gran trabajo para encontrar gangas, jugadores de gran calidad a precios minimizados, nada exagerados, desinflados. Y que La Liga empieza a ver cómo operaciones de este tipo abren un abanico de debilidades. Ya no sólo se marchan por el aspecto monetario. Es una realidad que este verano está cogiendo peso, cada vez más.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

¿Te ha gustado este post?¿Te ha gustado este post?

© 2019 by Esteban Gómez, un soñador infinito en continuo aprendizaje.

Si has llegado hasta aquí sólo puedo darte las gracias, de corazón. Por personas como tú sigo día a día compartiendo contenidos.

PRODUCTOR AUDIOVISUAL · COMMUNITY MANAGER · CONTENT CREATOR

ESTEBAN GÓMEZ